Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2013

La grandeza de la palabra

.

La muerte de Mandela nos ha traido de nuevo a las clases de historia o ética la grandeza de las palabras. Palabras para ser dichas y oídas con la intención de conmover, alentar, animar, enrabietar o simplemete recordarnos quiénes somos: seres humanos.
Tratamos de inculcar valores a nuestros estudiantes a través de preparadas y elaboradas clases, con actividades y ejercicios fantásticos pero olvidamos que, a veces, el discurso de un simple hombre en un momento especial puede ilustrar mucho más una clase que cualquier leccción académica.
Cuando Mandela tomó posesión de su cargo como presidente de Sudáfrica en 1994, tras largos años de persecución y cautiverio, sus primeras palabras podían haber demostrado la rabia y el odio de un pueblo hacia el Apartheid y hacia aquellos que lo sostuvieron durante décadas.
Todo lo contrario, Mandela abogó por la unidad de los pueblos y razas, por la superación del pasado, por la construcción de una nueva realidad en libertad de su país y la búsqueda de …

Mama Constitución

Prestos estamos como nuestros protagonistas a irnos de vacaciones aprovechando el acueducto religioso-constitucional que nos ofrece el calendario oficial.
Muchos olvidamos en estos momentos de crisis y zozobra lo importante que es celebrar este día, el 6 de diciembre, día de la aprobación de la actual constitución española. Importante porque, a veces, en el tráfago y trasiego político y cotidiano perdemos la perspectiva como si en un inmenso bosque estuviesemos.
1. Consenso. La Constitución de 1978 no enseña lo útil que ha sido un texto CONSENSUADO, es decir, donde las partes ceden en sus principios idelógicos para llegar a un acuerdo de mínimos. En los centros educativos, en las clases y en nuestra política, este espíritu se ha perdido.
2. Estado SOCIAL y DEMOCRATICO DE DERECHO. Es el artículo 1º de la Consitución y parece que olvidamos que nuestras tres patas son la protección de nuestros derechos por la ley, que el buen gobierno es el que protege estos derechos, que la democracia no…